Arcángel Metatrón

(Judaico, cabalista)

También conocido como Metatetrón, Merratón, Metaraón, Mittrón .

 

El significado del nombre de Metatrón no está claro, pues no acaba con el sufijo «él», como los de todos los demás arcángeles (con excepción de su hermano gemelo, Sandalfón). «El» significa «El Elyah», el nombre hebreo del Dios amoroso de Abraham, en oposición al Dios celoso y vengativo de Moisés, llamado Jehová. Los nombres de los arcángeles describen su función y luego acaban en «el», que significa «de Dios». El propio término ángel significa «mensajero de Dios».

 

El inusual nombre de Metratrón probablemente sea consecuencia de sus orígenes poco comunes como uno de los únicos dos arcángeles que fueron hombres mortales que caminaron por la Tierra (el otro es Sandalfón, que fue el profeta Elías). Existen diversas conjeturas en los textos y entre los expertos: unos dicen que el nombre Metatrón significa «el que ocupa el trono que está junto al trono Divino»; otros que su nombre es una derivación del nombre Yahweh, el término judío para el nombre sagrado de Dios. También se le ha llamado «el Ángel de la Presencia».

 

Metatrón es el más joven de los arcángeles, pues fue creado después de los demás. El profeta y escriba Enoch, de quien se dice que «caminó con Dios» (en el libro del Génesis), conservó durante su vida mortal la pureza que Dios le dio. Enoch fue también un especialista en los secretos celestiales, habiendo recibido El Libro del Ángel Raziel (también conocido como Sefir Razieb, un texto sobre las obras de Dios, redactado por el Arcángel Raziel y entregado a Adán , Noe, Enoch y Salomón. Como resultado de ello, Dios acompañó a Enoch directamente hasta el séptimo cielo (el nivel más alto) para que residiera y trabajara ahí. Enoch recibió alas y fue transformado en un gran arcángel llamado Metatrón.

 

Puesto que, cuando vivió en este planeta Enoch fue un escriba hábil y honesto, se le encomendó una tarea similar en el Cielo: anotar todo lo que ocurriera en la Tierra y guardado en los registros akáshicos (también conocidos como El Libro de la Vida). Por lo tanto, él se ocupa de registrar y organizar este material.

 

Metatrón es un ángel apasionado y enérgico que trabaja incansablemente para ayudar a los habitantes de nuestro planeta. Actúa como intermediario entre el Cielo y la Tierra, pues tiene una amplia experiencia como ser humano y como ángel. Como tal, nos ayuda a entender la perspectiva del Cielo y a aprender a trabajar con el reino angélico.

 

Metatrón tiene también un lugar especial para los niños en su corazón, sobre todo para aquellos que tienen un don espiritual. Después del Éxodo, Metatrón condujo a los hijos de Israel a través del desierto y los llevó a un lugar seguro. Actualmente, continúa conduciendo a los niños, tanto en la Tierra como en el Cielo. Se interesa especialmente por los niños a los que se ha diagnosticado el Trastorno de Déficit de Atención (TDA) o el Trastorno Hiperactivo de Déficit de Atención (THDA), y ayuda a los padres, educadores, científicos y profesionales de la salud pública a encontrar alternativas naturales al Ritalin y a otras medicinas psicoactivas.

 

Metatrón ayuda a los niños que acaban de cruzar al otro lado a acostumbrarse al Cielo, y a los niños que viven en la Tierra a quererse a sí mismos y a estar más concentrados. Además, los ayuda a ser más conscientes espiritualmente y a aceptar y pulir sus dones espirituales.

 

La energía de Metatrón es fuerte y sumamente concentrada, como un rayo láser. Es un gran motivador y te animará a superar la falta de resolución y a dar pasos valientes. También es filosófico y puede ayudarte a entender cosas como cuáles son las motivaciones de otras personas al actuar y por qué se dan diversas situaciones.

 

 Dice Metatrón: «Mi vida humana me proporcionó la capacidad de comprender los conceptos humanos de vida y muerte, que son conceptos abstractos para quienes han existido siempre en los espacios celestes. Yo siempre entiendo el absorbente miedo a la muerte que subyace a muchas emociones humana. Si embargo, al haber travesado esa frontera, quiero recalcar una opinión que habéis oído con mucha frecuencia: Que realmente no hay nada que temer respecto al hecho de venir aquí. El momento esta planificado de acuerdo con el calendario de tu alma y la muerte no puede tener lugar ni un minuto antes de que llegue ese momento.

 

»No existe una muerte prematura o no planificada, y las cosas desagradables asociadas a la muerte son, mayormente, producto de la imaginación humana. Incluso a quienes mueren de una forma violenta se les ahorra el sufrimiento atroz, principalmente mediante la intervención de Dios. Sus almas salen del cuerpo en el momento de la inevitabilidad, mucho antes de que se produzca el sufrimiento. Su disociación del acontecimiento ocurre porque están concentrados en la realización de lo que sigue a la existencia física. La fascinación que tienen por experimentar la nueva vida que tendrán después de la muerte elimina toda concentración en el sufrimiento que el ser humano parece experimentar en el momento de la transición. Os aseguramos que todo esto se debe a la compasión del Gran Creador, que esta con todos nosotros, siempre.»

 

Ayuda a:

 

 El Trastorno de Déficit de Atención (TDA)

 o el Trastorno Hiperactivo de Déficit de Atención (THDA)

 Solucionar los problemas de los niños

 Guardar un registro escrito y organizar

 La comprensión espiritual

 La narrativa

Si quieres una Lectura de Tarot personalizada o tu Carta Astrológica, comunícate al 0445528008940 o envíanos un correo a: contacto@kala.com.mx

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Kala © 2016, All rights reserved