Hospedaje de Ángeles y Arcángeles. 

El recibir a los ángeles en tu casa, es un proyecto comenzó en Alemania, donde una pequeña niña aseguró haber recibido la visita de los ángeles, quienes la ayudaron en una etapa muy difícil de su vida. Ella agradecida, decidió ayudar a tres personas en algo que no pudieran solucionar solas, a cambio de que estas tres personas mostraran su gratitud ayudando cada una a tres personas más.

 

Luego de ver un cambio en sus vidas, la parroquia se inspiró para crear el proyecto: “Hospedaje de Ángeles y Arcángeles”. Su creadora asegura que estos ángeles y arcángeles han sido elegidos para viajar específicamente de hogar en hogar, donde se alojan durante siete días para brindar su asistencia divina respecto a tres peticiones específicas que hace el anfitrión, así como también con otros aspectos de su proyecto de vida, que requieran de claridad o resolución.

 

Así como quien los tuvo en casa debe “pasar” el favor a tres personas más. Al final del Séptimo Día, el anfitrión los dirigirá a las próximas tres personas que ha elegido, quienes deberán estar esperándolos y preparadas para recibirlos. El proyecto consta de tres partes, sin tomar en cuenta la maravillosa experiencia de compartir con ellos durante 7 días.

  1. La preparación.
  2. La ceremonia de bienvenida.
  3. La ceremonia de despedida.

 

​Debemos estar listos para recibirlos cuando lleguen a nuestra puerta. Es importante aceptar su ayuda durante estos 7 días y estar abiertos a todo lo que suceda durante ese tiempo. Notarán que hay un ambiente armonioso y dulce en casa, como cuando tenemos visitas importantes. Nuestro comportamiento debe ser de amor y tolerancia hacia todos. Podemos tener diferencias, pero no deberemos reñir por eso. La fecha y la hora son específicas, ya que vienen de la casa de un amigo. Se hospedarán en la nuestra durante 7 días y cuando los despidamos viajarán a la casa de tres amigos más, quienes estarán listos esperando por ellos para recibirlos, hospedarlos durante 7 días y luego enviarlos a otros tres nuevos hogares. Puedes pedirle a los ángeles y arcángeles que te ayuden en todo lo que necesites, pero debes hacer tu petición con claridad,  para que el tiempo juntos sea más que productivo.

Ceremonia de Bienvenida a los Ángeles:

Debes tener una hoja en donde anotarás los tres deseos que tienes en el corazón (lo que más te preocupe o mortifique), así como los nombres y direcciones de las tres personas a las que les enviarás a los ángeles, después de que hayan estado contigo esa semana. Mete la hoja en un sobre blanco y ciérralo. Instala un pequeño altar en algún lugar de tu casa, donde deberás colocar una vela blanca que puedes bendecir tú mismo, flores blancas y una manzana roja (representa al mundo antiguo según El Génesis), encima del sobre blanco que contiene tus tres peticiones.

 

Poco antes de que lleguen, abre tu puerta cerca de las 9 de la noche. La vela debe estar prendida los siete días que dure su estancia en tu hogar. Apágala cuando salgas y enciéndela cuando regreses. El martes que te corresponda recibirlos a las 9 de la noche, deberás abrir la puerta de tu casa y deberás pronunciar las siguientes palabras: “Bienvenidos y adelante, Ángeles y Arcángeles, que me ha enviado (dices el nombre de la persona que te los envió). Pasen San Gabriel, San Miguel, San Rafael, San Jofiel, San Sadkiel, San Uriel, San Chamuel, santos Ángeles y Arcángeles, gracias por venir a proteger mi hogar y a las personas y seres que aquí habitamos. Entren en paz y tranquilidad. Gracias por elegir brindarnos alegría, amor, salud, prosperidad, armonía, sabiduría y bendiciones a mí y a los míos. Gracias por aceptar asistirnos en …(dices tus peticiones).

 

 

Despedida de los Ángeles el Siguiente martes:

 “Amados seres de luz, les agradezco con todo mi corazón su presencia en mi hogar y mi oratorio, con la que me honraron durante estos días. Ahora llena de la luz que me obsequiaron, les pido con todo amor que se dirijan a llevarla a otros hermanos que los esperan. Ellos son… (dices los nombres y direcciones de las tres personas a quienes se los estás enviando). Quienes ya los aguardan. Yo quedo en paz, con la seguridad de que en cada momento que los necesite, podré invocarlos y recibir nuevamente su visita e inspiración. Les doy nuevamente las gracias y les abro las puertas de mi hogar para que continúen su misión bienhechora a toda la humanidad por toda la eternidad”.

Tomas la vela encendida y los acompañas a la puerta, diciendo: “Amadas presencias de luz, vuelvan al cielo, que otros los esperan”.

Finalmente quema el sobre y parte la manzana en pequeños trozos para alimentar a las aves en un parque o en tu propio jardín. Quedarás muy enriquecido espiritualmente con esta experiencia y tu casa quedará en paz y armonía total. 

Si quieres una Lectura de Tarot personalizada o tu Carta Astrológica, comunícate al 0445528008940 o envíanos un correo a: asitentekala@gmail.com

Estamos en redes sociales, si te gusta dale Like

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Kala © 2016, All rights reserved