Título

¿Cómo saber si tu casa está cargada de energía negativa?

Las casas son afectadas por la influencia de sus habitantes y por las actividades que tienen lugar dentro de ellas. Se dice que algunas casas son “viejas y cansadas”, “extrañas e inquietantes” o “cálidas y acogedoras”. Cada casa tiene su propio karma, por los efectos de las actividades que tuvieron lugar en ella en tiempos pasados.

Estos efectos continúan aún cuando los habitantes de la vivienda la hayan dejado, y afectarán a la prosperidad de los nuevos inquilinos.

Las causas por las cuales una casa se carga y atrae espíritus son las siguientes (esto vale para casas departamentos y locales):

1.- Hechos de violencia dentro del hogar: gritos y peleas continuas.

2.- Enfermedades de larga duración.

3.- Práctica de brujería dentro del hogar: guija, hechicería, satanismo o santería, donde se invoquen energías del bajo astral o demonios.

4.- Sufrimiento durante muchos años como: quejas continuas, lamentos, negatividad, pesimismo y cualquier sentimiento con energía negativa.

5.- Asesinatos, atracos, robos, abortos, violaciones o suicidios.

6.- Desorden, suciedad, cosas o muebles antiguos, espejos antiguos que hayan estado en lugares donde ocurrieron hechos negativos (estos absorben energías negativas y bajos astrales).

7.- El exceso de aparatos eléctricos en un mismo lugar.

8.- Que la casa se haya construido encima de: un cementerio, de restos arqueológicos, campo de batalla, funerarias, hospitales, psiquiátricos, mataderos de animales, geriátricos, cárceles, tanatorios, o sanatorios.

9.- Que alguien haya hecho un “trabajo” de magia negra dentro del piso, de la casa o en la finca de la misma.

10.- Que haya muerto mucha gente dentro del hogar.

11.- Que entre en nuestro hogar gente que nos envidia y nos desea mal o nos quiere mal.

12.- Desorden y suciedad en exceso, a largo plazo carga la casa atrayendo a seres fantasmales.

13.- El prender cirios o velas en nuestro hogar por nuestros difuntos, los atrae; si queremos encender velas especialmente para nuestros difuntos, solo debe hacerse en cementerios o iglesias, jamás en nuestro hogar, a no ser que sean velas de petición con propósitos para nosotros mismos (abre caminos, amor, trabajo salud etc.) estos si se deben encender dentro del hogar.

14.- Las cenizas de los difuntos, no se deben tener dentro del hogar.

15.- El que haya vivido mucha gente anteriormente en ese hogar y nunca se haya hecho una limpieza.

16.- Casas viejas de mas de 20 años de antigüedad donde han vivido nuestros abuelos, o bisabuelos, es bastante probable que se aferren a sus casas y objetos, quedándose allí, para “proteger” a algún ser querido al que estaban muy apegados en vida y que siga viviendo en esa casa.

17.- Sótanos, bodegas, cajones, al ser lugares cerrados, oscuros y con falta de luz, es natural que se vuelven lugares sucios energéticamente, muy fríos. Y si no se pone ahí nunca incienso, ni se ordena, ni se limpia, atraen a seres negativos.

18.- No se debe enterrar animales muertos dentro de nuestra casa o finca, pues podría atraer a otros espíritus de animales, etc.

19.- No se debe tener en casa animales disecados decorativos, pues cargan negativamente la casa.

20.- Objetos rotos, ropa o calzado que no usemos, tampoco se debe tener dentro de la vivienda, pues a largo plazo cargan la casa. Pueden afectar la salud, las conductas y actitudes de los miembros de una familia o empresa.

 

En muchas ocasiones éstas energías provocan pesadillas, pérdida del sueño, alucinaciones, generar alteraciones en la conducta de los residentes de un lugar, ocasionando discusiones, peleas, divorcios y la imposibilidad de llevar una vida normal y productiva (existen casos extremos donde éstas alteraciones terminaron en crímenes o enajenación mental de las personas afectadas), y otros trastornos psíquicos pudiendo llegar incluso hasta el suicidio.

 

Señales de que un lugar está cargado con espíritus (casas, pisos o locales) y necesita una limpieza:

-Mucho frío siempre en el hogar, debido a la presencia de seres.

-Escuchar ruidos, susurros, voces, pasos, etc.

-Ver luces o sombras.

-Mal olor fuerte sin motivo aparente.

-Los objetos aparecen en otro sitio diferente al que los dejamos, como si alguien los moviese.

-Se estropea todo a la vez, una cosa tras otra, principalmente los electrodomésticos.

-Se rompen los objetos sin estar viejos ni muy usados.

-Las personas que conviven dentro, se pelean sin parar, imposible reine la armonía.

-Nerviosismo dentro del lugar (sea casa, departamento o local), llantos sin saber el motivo, dormir mal, cansancio excesivo.

-La económica empieza a declinar, si es un negocio los clientes se alejan.

-Depresión, bajones emocionales, sentirse solo.

-Sensación de ser tocados mientras dormimos. Como si se sentaran en la cama o encima de nuestro cuerpo.

-Sensación de dolores de cabeza muy intensos, que no se deben a ninguna causa médica, y que no desaparecen ni con analgésicos.

-Algunas cosas desaparecen inexplicablemente y vuelven a aparecer de forma ilógica.

-Sensación de presión en una habitación, dificultad al respirar, presión en el pecho, dolores de cabeza sobre todo en la coronilla, cansancio excesivo, dolores de espalda.

-Mala salud, a la que los médicos no encuentran explicación ni motivo.

-Humedades en las paredes y techos, por más que se pinte, vuelve a salir muchísima humedad y moho.

-Las plantas se mueren rápidamente.

-Los animales están muy inquietos y se enferman seguido, pudiendo incluso fallecer sin ningún motivo, pues ellos ven a los espíritus y absorben su mala energía liberando a sus dueños de ella.

-Si hay bebés en la casa, lloran más de lo normal, los niños se vuelven muy rebeldes, enfrentándose agresivamente a sus padres.

 

 

Una casa limpia es un lugar sano, armonioso energéticamente, en el que de gusto vivir. Una casa cargada con espíritus o energías negativas, hace que nuestra aura se debilite y nos sintamos muy cansados. A largo plazo las cosas nos van muy mal hasta enfermar. Por eso es muy importante tener el hogar limpio espiritualmente, los mismo que las personas que conviven en él.

 

Has una limpia en tu casa, ya sea llamando a un experto en el tema para que la limpie, o bien haciéndolo tú mismo con la ayuda de un sahumador (copa de barro para rituales, se compra en los mercados con los hierberos), carbón, copal y azúcar morena. (Todo lo puedes comprar en el Mercado con los hierberos)

 

 

Procedimiento: Pon baldes de agua en varios lugares de tu hogar o en cada cuarto. Prende el carbón (puedes hacerlo poniendo los carbones directos en la estufa hasta que estén al rojo vivo, y luego poniéndolos en el sahumador. Si sientes que le falta potencia al fuego, puedes atizarlo con un secadora de pelo portátil) O bien, comprar carbón vegetal, se prende con encendedor la punta y sólito prende lo demás. Es importante que el carbón esté al rojo vivo, pero no con flama, solo al rojo vivo. Luego colocar el copal y azúcar morena, e ir pasándolo por toda tu casa, empezado por la parte de arriba si es de dos pisos. Con movimientos circulares (mantén puertas y ventanas cerradas, porque el chiste es que todo tu hogar se llene con este humo, para que limpie). También dentro de closets y gavetas, baños, paredes etc. vas rezando las oraciones de tu predilección y religión, siempre orando y pidiendo la ayuda de Dios padre y Diosa madre, a tus guardianes, ángeles, y sobre todo, a los guardianes de tu hogar y guardianes del Norte, Sur, Este y Oeste. Es mucho más poderoso si lo dices en voz alta, mientras ejecutas la limpieza. Al final, déjalo en medio de tu casa o sala el sahumador junto al balde de agua y si puedes sal de tu hogar. Media hora después regresas, ya que se haya apagado, y entonces sí, abres puertas y ventanas para que salga toda la mugre y quede limpio tu hogar.

Si quieres una Lectura de Tarot personalizada o tu Carta Astrológica, comunícate al 0445528008940 o envíanos un correo a: asitentekala@gmail.com

Estamos en redes sociales, si te gusta dale Like

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Kala © 2016, All rights reserved