¿Quién Cuida a los que Cuidan?

Mis queridos lectores, hoy, como cada quince días, comparto contigo mi blog y reflexiones. He estado pensando mucho en el hecho de que ¿quién cuida a los que cuidan? ¿Te ha pasado que eres el fuerte de tu casa y todos creen que siempre estás bien y que no necesitas ayuda? Recuerdo hace poco más de un año me enfermé, me sentía súper mal y vi a una bola de doctores especialistas y nadie daba con qué tenía. El hecho es que, viviendo en mi casa mucha gente en ese momento:  (mi mamá de noventa y tantos años, su enfermera, mi hermana y su hija más la cocinera, todo este personal para ayudarme a atender a la mami), todos me veían tropezándome y rebotando en las paredes y a nadie se le ocurría ayudarme en algo, subirme un té, acompañarme al doctor ya que casi no podía caminar, irme a dar una vuelta cuando estaba en la cama sin poderme mover… NADA, NO SE LES OCURRÍA. En su cabeza, yo siempre estoy bien, yo soy la que cuido.

Le llamé a una de mis mejores amigas sanadoras y terapeutas y le dije que sentía me moría, que por favor me aconsejara con qué doctor ir (debo acotar que yo nunca me enfermo, gracias a Dios gozo de una excelente salud desde toda mi vida), ella me contestó para mi sorpresa, que yo no estaba enferma, que estaba histérica y asustada y muy malhumorada colgó. Cuando ella siempre está enferma y todos están al pendiente de ella cuando lo está, eso, fue realmente duro y desconsolador para mí.

Le hablé a Don Mariano, mi adorado amigo Chamán, y tuvo que venir él a mi casa, con un bote lleno de huevos rojos y yerbas con las que me limpió y me empecé a sentir mucho mejor, y les dijo a todos los de mi casa: “!!QUÉ NO SE DAN CUENTA QUE KALA ESTÁ ENFERMA!! HAGAN FAVOR DE AYUDARLA, SUBIRLE COMIDA, AGUA Y TÉ Y QUE ALGUIEN LA ACOMPAÑE AL DR, ES UNA ORDEN!!!” Santo remedio, ahí despertaron y se dieron cuenta que en verdad, yo estaba mal, con la presión hasta arriba, calentura, mareo, migraña y todo lo demás. Al fin se descubrió que tenia una infección en los riñones y gracias a Dios y a mi adorada amiga médica Mary Carmen Gorbea, infectóloga destacada y maga para el diagnóstico, me dio una bomba de antibióticos con los que aluciné unos días pero me compuse y sané.

Ahora que estamos pasando por momentos muy difíciles mundiales, estoy tratando de mantener la energía en alto. ¿Cómo? Estoy dando el curso de Tarot Alquímico y al recorrer los arcanos, se te sube mucho la vibración. Medito casi todos los días, agradezco lo que sí tengo a Dios-Diosa y ángeles y sobre todo, trato de divertirme, salir con mis amigas, tener por ahí un amorcito y hacer el amor, bailar, reír, en fin, disfrutar lo que sí hay en este momento en mi vida y en México. Gracias a Dios aquí no hay bombas, el clima es maravilloso y las playas un deleite. Pero muchas de mis amigas y gente que me rodea están muy bajoneados, tristes, deprimidos, no quieren moverse de su cama o casa, todo el tiempo hablan de lo mal que está el mundo. Yo trato de decirles que sí se puede, que sí hay, que salgamos, que disfrutemos lo que está a la mano, pero son tantos… que cuesta trabajo no empezar a flaquear también, porque uno se va desinflando en el camino e intento subirle el ánimo a los otros sin éxito.

Entonces, ¿quién cuida a los que cuidan? Nadie mi querido lector.

Entonces, si tú eres de los que cuidas a los demás, tienes que cuidarte doblemente a ti mismo, ser muy buena persona contigo, apapacharte, darte tus gustos, descansar cuando tu cuerpo te lo pide y reponer el desgaste físico y mental. Porque si te enfermas o deprimes, sabes que difícilmente alguien llegará a salvarte, porque eres tú el pilar de los demás. Así que se tu mejor amigo, amante, ayudante, cuidador y servidor de ti mismo, no te extra-limites en ningún sentido porque cuesta muchos meses y hasta años reponerse y el sistema nervioso se queda tocado, frágil.

Te invito que te quieras mucho más, seas más suavecito contigo, te des tus ratos, días y noches de soledad exquisita para reponerte. Busca amigos felices y sabios que puedan llenar tu tanque energético y entonces sí, podrás repartirlo a los demás. Lleva dentro de ti, a tu propio cuidador interno.

¿Cómo Cuidarte Más a ti Mismo?

1.- Forma un pequeño grupo de personas a las que puedas recurrir buscando apoyo emocional, que sepas no te van a rechazar y que tienen la nobleza para apoyarte.

2.- Reserva tiempo para disfrutar. Recuerda que los hobbies son actividades que realizas para sentirte bien, es la deliciosa actividad creativa artística que te regalas a ti mismo por puro amor y ganas de divertirte.

3.- Si te sientes mal, deprimido o enfermo, acepta que lo estás, no entres en negación, aislamiento y mas depresión, busca ayuda. No insinúes, di abiertamente la ayuda que necesitas.

4.- Aprende a relajarte. Puedes encontrar libros, CDs, clases o instructores que te enseñen a relajarte o meditar. La relajación mejora la mente y ayuda al cuerpo a mantenerse en forma, te conecta con tu ser y con dios, evita enfermedades físicas y mentales.

5.- Aprende a decir “no” a expectativas, peticiones o demandas irrazonables de los demás. Eso, es amarse a sí mismo.

6.- Cambia de trabajo si no te sientes a gusto realizando el actual. Analiza si tu trabajo es adecuado para ti y si estás a gusto con tus compañeros y jefes. Trata de centrarte en las cosas que más te gustan de tu trabajo y presta menos atención a las que te desagradan. Recuerda que todos los trabajos tienen aspectos desagradables.

7.- Haz ejercicio. Sal a dar un paseo, andar en bicicleta, usa las escaleras, caminar es un excelente ejercicio y muy relajador, deja el coche y camina. Ser más activo en tu vida cotidiana es una buena manera de empezar a cuidarte más, crear endorfinas en el cuerpo que te hacen sentir vivo e invitan al placer.

8.- Presta atención a tu vida espiritual, búscala, provócala. Baja la velocidad. Siéntate en silencio, escucha tu voz interior. Dedica tiempo a pensar en las cosas que te proporcionan paz, belleza y serenidad en la vida. Encuentra el valor de seguir tu propio camino espiritual, independientemente de la religión que tengas.

9.- Comparte tus tristezas y desilusiones con alguien de confianza o busca un terapeuta, no te guardes lo que te pone triste, dilo y sácalo de una forma creativa.

Para cuidar de ti mismo, al igual que las flores, plantas, animales y cualquier ser vivo, necesitas nutrirte para vivir y prosperar. Busca actividades que te ayuden a tener una actitud positiva (jardinería, caminatas, mar, arte en general, reuniones con amigos, pasear a tu perro, etc.), ya que ésta es la fuente de energía para ser feliz. Para lograrlo, debes ponerte a ti mismo como prioridad antes que a la familia, pareja, etc. Pudiera parecer egoísta, pero cuando te proporcionas a ti mismo lo necesario para estar bien, no sólo te sientes mejor, sino que puedes estar con los demás de una forma más íntegra y completa y con mejor humor, tendrás más para dar y compartir.

10.- Respiración Consciente: Respirar suave y profundamente ayuda a contrarrestar los efectos negativos del estrés, reduce la presión sanguínea y el ritmo cardíaco. También activa sustancias que tienen la capacidad de relajarte y producir un profundo estado de bienestar. (Acude a un centro de meditación o espiritual para que te enseñen a respirar, es la base de tu conexión con la vida).

11.- Practica Yoga: Es una las disciplinas que transforma tu cuerpo por dentro y por fuera, ya que conlleva toda una filosofía de vida, que sana y renueva tu cuerpo, mente y espíritu. Diversos estudios han demostrado que el yoga mejora el sistema circulatorio, la flexibilidad, la postura y el sistema nervioso, entre otros beneficios. (Hay muchas clases de yoga, busca la que mas te acomode: a) existe la yoga restaurativa, para aquellos que han dejado de hacer ejercicio por mucho tiempo y deben empezar desde el principio poco a poco, o para aquellos que tienen alguna lesión en el cuerpo por enfermedad, cirugía o crónica. Este tipo de yoga se da 3 veces a la semana en el centro budista de la colonia Roma y en otro lugares) b) hay Hata-Yoga que es el mas conocido con posturas y estiramientos, es para personas que pueden hacer todo tipo de ejercicio. C) Ashtanga, este tipo de yoga es para jóvenes ya que hay brincos, maromas y mucha acción, solo para jóvenes o personas con excelente condición física. D) kundalini yoga, este tipo de yoga es maravilloso para personas de toda edad, casi todo transcurre sentado o acostado, y está basado en sostener posturas por tiempo prolongado con respiraciones continuas, muy bueno para personas que no han hecho mucho ejercicio en su vida, ya que es cómodo pero muy poderoso y sanador. Hay yoga con cuerdas (las cuerdas están conectadas al techo y el practicante se acuesta o sienta en una manta flotando, se estira todo el cuerpo) que también es maravilloso para los que tienen problemas de movimiento. Esta yoga se da en el Osho Center de la colonia Condesa. En fin, hay mucha variedad, escoge lo que vaya con tu cuerpo, salud y personalidad.

12.- Ríete: El buen humor sana. La libre expresión de tu gozo, es lo mas sanador. Ríe y provoca la risa, con chistes, juegos, películas cómicas, etc.

13.- Cultiva pensamientos positivos: Todas las personas tienen la capacidad de auto-generar emociones positivas, así fortalecerás tu capacidad de resiliencia (poder de afrontar problemas), aumentando tu creatividad y eliminando los efectos negativos del estrés y las emociones negativas. Recuerda, que atraes justo lo que piensas, tu mente es el árbol de los deseos por ley de atracción. (Estudiar metafísica y física cuántica)

Practica estos comportamientos constantemente, notarás que mejora tu calidad de vida y tu sentido de confianza. El primer paso es hacer un compromiso contigo mismo para iniciar con la acción.

¡Buena suerte! Y CUÍDATE A TI MISMO, ERES LO MÁS VALIOSO QUE TIENES… Y LUEGO, CUIDA A LOS DEMÁS POR FAVOR.

Si quieres una Lectura de Tarot personalizada o tu Carta Astrológica, comunícate al 0445528008940 o envíanos un correo a: asitentekala@gmail.com

Estamos en redes sociales, si te gusta dale Like

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Kala © 2016, All rights reserved