Las Tres Etapas de la Vida de Cada Signo 

El tiempo es un factor que determina el desarrollo de los seres humanos, es sin duda uno de nuestros grandes maestros; así como también un severo juez que nos espera al final de la prueba.Aunque el tiempo puede ser medido en segundos, minutos u horas, son los años que abarcan determinadas etapas de la vida, lo que verdaderamente determinan el desarrollo de cada alma. El ser humano tiene tres etapas o edades, decisivas en su vida.

La primera edad, abarca de los cero a los veintisiete años; la segunda de los veintisiete a los cincuenta y dos y la tercera de los cincuenta y dos en adelante. Cada etapa dota al alma de cada persona, de una serie de herramientas espirituales, mentales y físicas, para poder cumplir su misión en esta vida.

A continuación, una descripción de las etapas de vida en cada uno de los signos zodiacales.

 

Aries:
De los 0 a los 27 años - ¡A la primera!

En esta etapa los Arianos descubren el pedal del acelerador; sus acciones son completamente instintivas y rápidas. La reflexión y las divagaciones son pérdidas de tiempo; la improvisación es la clave para todo, si hay un error lo corregirá en el camino. Esto los dota de asertividad y genialidad.

De los 27 a los 52 años – Sin frenos

No hay forma de que renuncien a una decisión, de que se retiren de la carrera o que abandonen un sueño. Aprenden a pisar la delgada línea entre el peligro y la aventura. La entrega hacia sus pasiones es completa, no hay espacio para la duda. Los consejos son un eco, no hay nada mejor que vivirlo, aprende a ser libre y abrirá sus alas.

De los 52 años en adelante – El fin de la excitación

A partir de los cincuenta años en adelante, los nacidos bajo el signo de Aries comienzan a experimentar un desacelere. El progreso es gradual y amable, después de haber corrido tantas carreras, la vida te invita a hacer una pausa para admirar el panorama recorrido. Vale la pena sentirse feliz por las metas alcanzadas. Más de uno decidirá retirarse a un lugar solitario, otros decidirán admirar y disfrutar los triunfos aún palpables y aferrarse a ellos contando sus historias.

 

Tauro:
De los 0 a los 27 años – El origen del placer

El toro aprende a amar la vida por su sencillez y simplicidad. Aprende a detectar lo que le produce placer y raya en algunos excesos. La luz divina de Dios brilla sobre su espalda. Cosecha paciencia y tenacidad. Lo único que le importa es lo que él quiere; y no permitirá alguna interferencia en su camino. Descubre el arte y el amor a lo bello.

De los 27 a los 52 años – El camino está trazado, sólo hay que andarlo

El control es algo que conoce y domina a la perfección; sólo reacciona bajo alguna amenaza que atente contra la tranquilidad que le rodea. La confianza le reafirma con plena conciencia de que el futuro es incierto y que la esperanza es sólo una ilusión. En esta etapa, desarrolla el deseo de permanecer y nunca volver a empezar.

De los 52 años en adelante – El poder del silencio

Nada se hace en contra de su voluntad. La obstinación tiene cara de silencio; hay un sentimiento de inutilidad que le hace permanecer inmóvil. La pasividad le hace sentir poderoso; su fortaleza radica en no dejarse influenciar por opiniones externas ni por puntos de vista inválidos ante sus ojos. El individualismo incrementa su fe; la fe y la luz del Toro hacen milagros inimaginables, por su capacidad para permanecer.
 

Géminis
De los 0 a los 27 años – ¡Libertad!

El mundo es tu escenario y no hay nada que te detenga. No hace falta tener un líder ni un guía. Cambiar el rumbo es parte de la rutina. Es en esta etapa en la que tu apetito intelectual despierta, todo es interesante y mágico, no hay desperdicios. Descubres la libertad de amar y de conectarte con el universo.

De los 27 a los 52 años – El arte de adaptarse

El exceso de brío es una de tus principales características. Todo influye en ti y al mimso tiempo tú influyes en todo. Decir no nunca es una opción, sobre todo cuando hay una aventura de por medio. Localizar los problemas y darles solución de manera fácil y rápida es una de tus grandes virtudes.

De los 52 en adelante – El Intelectual

Llega el momento de poner freno sin abandonar las aventuras ni la emoción. Siempre estarás en busca de la siguiente ola; pero esta vez la búsqueda no es en el exterior, el timón gira 360º y te lleva a las profundidades de tu alma. Para descubrir tu sabiduría interna producto de tus inumerables experiencias recolectadas.

 

Cáncer
De los 0 a los 27 años – Atesorando Recuerdos

Aprender a ser metódico para lograr tus objetivos, eso es lo que aprendes en esta etapa. Respetar las normas, los ideales y la memoria colectiva, es esencial para ti. Eres un gran trabajador y sabes identificar el momento exacto para poner manos a la obra. La perseverancia y el compromiso son tus virtudes.

De los 27 a los 52 años – Localizando los Puntos Fuertes

Las aspiraciones son numerosas y avanzas a paso lento pero firme. Los errores del pasado te han enseñado a tener paciencia y a esperar siempre lo mejor. No dejas pasar ninguna oportunidad que te lleve al éxito, no importa cuanto tiempo te tome. Los que te rodean observan tu estrategia y confian en ti, convirtiéndote en un sabio consejero.

De los 52 años en adelante – La Nostalgia

Gozar de una excelente memoria puede ser una bendición o un pesado grillete; todo depende de cómo decidas almacenar la gran cantidad de recuerdos que guardas. La comodidad proporcionada por éxitos alcanzados, te provee de la seguridad que tanto ansias. La creatividad se torna pasiva y se convierte en una ligera inspiración, que despierta tus capacidades para las artes literarias.
 

Leo:

De los 0 a los 27 años- Manejando el Deseo

Entusiasta y valiente, en este proceso aprendes a seleccionar tus batallas y las acciones que tomarás. Siempre persiguiendo el mejor premio, te permite activar y manejar el deseo. Aunque a más de uno le parece que tus decisiones son precipitadas, nunca dejas nada al azar; una vez tomada la decisión, no das marcha atrás.

De los 27 a los 52 años – La Autonomía Como Eje de Vida

La automía es fundamental para ti. El desarrollo de la voluntad mezclada con el ideal del control, es lo que te permite ser responsable. Se trata de dominarte a ti mismo y al destino. Querer es poder, y nada podrá limitar lo que quieres de verdad. Tomar las riendas y marcar la dirección de tu vida y de tu trayectoria profesional, resultan vitales en esta etapa.

De los 52 años en adelante – La Tranquila Soberanía

Como consecuencia de las numerosas batallas y aventuras durante un periodo largo de tiempo, te resulta dificil acoplarte al pasmado ritmo de una vida sumergida en cuestiones socio-profesionales. La humildad y las buenas maneras, serán la clave para no sentirte fuera de este mundo. Recuerda que las aguas tranquilas son seguras y bellas por si mismas, no hay necesidad de demostrar quien eres.
 

 

Virgo:

De los 0 a los 27 años – Lento Pero Seguro

Hay un proceso de negación para apreder cosas nuevas e innovadoras, te resulta más cómodo andar por una camino seguro sin ser acosado por la velocidad del mundo que te rodea. Hay demasiada experiencia en tu alma y unas profundas ganas de ayudar y servir. Tiempo al tiempo, tu voluntad divina te abrirá las puertas.

De los 27 a los 52 años – Planeando el Vuelo

El respeto hacia todo lo que te rodea, te pemite crear una relación positiva con las personas que tienen más experiencia que tú. Es una etapa en la que la idea de la constancia, conservación y estabilidad, son fundamentales como antídoto contra lo desconocido. No hay algo que te disguste más que las cosas que se ejecutan sin cálculo ni premeditación; estás muy consciente que con tan sólo un poco de método los milagros ocurren.

De los 52 años en adelante – La Intimidad del Alma

El exterior es un escenario en que nunca te has sentido tan cómodo; prefieres el silencio de tu interior, ahí donde no hay cambios y todo permanece. Te resultará incómodo abandonar los espacios que con tanto empeño has construido durante décadas. Tu excelente trabajo te dotará de una posición en la que no es necesario que digas mucho para ser escuchado. La experiencia que te caracteriza será suficiente, para tener presencia donde quiera que te encuentres.

 

Libra:

De los 0 a los 27 años – Parte de Todo

No hay escenario que te resulte desconocido, tampoco existe una persona en el mundo con la que no sea interesante hablar. La creación de grupos de amigos resultan esenciales, más gente más diversión. El único inconveniente, será aprender a decir no; pues más de uno descubrirá el gran corazón que posees y querrá abusar un poco.

De los 27 a los 52 años – Un Paso Atrás

La profunda exaltación que sentías por lograr acuerdos, ayudar a las personas que te rodean y dar un sí inmediato a todo, te dotó de un gran aprendizaje. A veces tuviste que hacer cosas que no te agradaron del todo. Ahora, tu gran intuición te salva, todo paso que das es meditado, distingues entre el momento prefecto y una falsa visión. Tienes sabiduría y sabes cómo usarla.

De los 52 años en adelante – Optimismo Sereno

Los límites no existen para ti, siempre hay más cosas que hacer y retos que alcanzar. No soportas las ataduras a nada. Hay una constante necesidad de ser libre como el viento y lanzarte hacia nuevas experiencias; el cómo lo hagas será la clave para que todo sea un éxito. Eres aire puro en busca de espacios; aprender a planear y evitar el desorden, son la gran clave para tener el cielo como límite.

 


Escorpion:

De los 0 a los 27 años – La Rebeldía Camuflajeada

Tu gran virtud aprendida en estos cortos años de vida, radica en cómo controlar y decifrar cualquier tipo de información que llega a ti. El desarrollo de un pensamiento matemático, te facilita calcular cualquier mirada o movimiento, con un resultado a tu favor. A veces controlar todo, no garantiza mayor campo de libertad para accionar; pero sí te dota de grandes cualidades de liderazgo.

De los 27 a los 52 años – Imperceptible

Eres poseedor de una gran inteligencia para administrar tu energía y tiempo; mientras el resto gasta horas en pronunciar cosas sin sentido, tú hablas con una profunda reflexión en tus palabras. Estás consciente de que, para hacer, no es necesario morir en el intento. El único miedo que existe, es traicionarte a ti mismo y descubrir que los objetivos planteados nunca son suficientes.

De los 52 años en adelante – Reir de Uno Mismo

Después de experimentar el control y el poder, te propones disfrutar de los exitos alcanzados. La vida es más ligera cuando se descubre que aquellos miedos que nos aquejan, son sólo sombras de los retos superados; basta con mirar todo lo que te rodea. Tu gran habilidad para morir todos los días, te ahorra sufrimientos inecesarios y te permiten ver lo divino en cada persona que convive contigo. Posees la virtud de convertir los fracasos en grandes exitos con un mínimo de energía.
 

Sagitario:

De los 0 a los 27 años – El Poder de Expandirlo Todo

Estás plenamente consciente de que la seguridad se lleva dentro del alma. La fe en aquello que consideres digno de alcanzar, será tu gran brújula en el camino. Eres del mundo como el mundo es tuyo; no hay necesidad de enraizarse en un sólo sitio, siendo habitante de un planeta con tantos escenarios que desearás conocer como la palma de tu mano.

De los 27 a los 52 años – El “Súper Hombre o Mujer”

Hay una idea fija que te llama; un objetivo que abrazas con tanta fuerza, que es imposible que se escape de tus manos. Ser el creador de una obra maestra, encontrar el hilo negro de toda pregunta hecha. No hay tiempo para gastar energía en pequeñeces, cuando Dios te ha dado la gran cualidad de un fuego refinado, que seduce, convence y conquista con la elegancia de un monarca.

De los 52 años en adelante – La Estrellas Como guía

Existe una sensación de insaciedad. El gran aporte de esta etapa es descubrir otro laberinto, el del alma. Si bien has recorrido más de una vez el mundo, es hora de que tu luz interna te lleve a mundos inimaginados por el humano. Los viajes a través de los sueños se vuelven constantes, la visita a lugares lejanos a través de las meditaciones, momentos de silencio y libros, resultan mucho más exitantes que aquellos en los que solías tomar un avión para llegar a ese destino.


Capricornio:

De los 0 a los 27 años – Inmutable

El haber nacido bajo el Sol del invierno, siempre arroja muchas pistas sobre tu personalidad. No hay necesidad de gastar energía en cosas que no alberguen un objetivo que se traduzca en un pequeño reflejo del alma. Es una época en que, socializar no es prioridad. Tampoco demostrar el amor de forma desaforada como suele hacerlo el resto, basta con pronunciar las palabaras adecuadas en el momento preciso.

De los 27 a los 52 años – Nada es Suficiente

El sabor de la soledad es como meterse veinte especias a la boca; hay momentos profundamente amargos, otros suaves y frescos y algunos por demás picantes. No hay necesidad de salir al mundo cuando todo lo que necesitas lo tiene tu alma. Lo importante es tener la capacidad de planear y ejecutar con precisión; para ello es necesario la sangre fría, lúcidez, integridad y disciplina sin apegos. Estas son las claves divinas que guardas en ti.

De los 52 años en adelante –Sonrisas en Silencio

El entusiasmo no es ajeno a ti, la sensibilidad tampoco, simplemente posees una particular forma de expresarlo, a puertas cerradas. Esto es algo que te ha costado más de una relación; el resto no ha comprendido que tu mundo es el de la noche, en el que los amantes se besan bajo las sábanas, así eres tú: reservado, sereno, sombrío, profundamente fiel a ti mismo y a tus ideales. Cuando abres las puertas para compartir tu mundo, quien penetra en el, jamás querrá salir.

 

Acuario:

De los 0 a los 27 años – Las dos Caras de Urano

Urano tu planeta regente, tiene una particular manera de avanzar, lo hace girando. Esta pequeña y simple cualidad, hace que siempre muestres una cara diferente. No hay un momento igual ni de repetición. Aunque la imagen predominante sea la de un feliz y optimista sin remedio; estás muy consciente de que hay mucho que perder al menor descuido. Tu gran cualidad, es no esperar demasiado de la gente y siempre tener un plan alterno.

De los 27 a los 52 años – Vivir en el Mañana

El pensamiento fijo en el futuro, es una constante. No hay peor cosa que fijarse algo como definitivo; pues una parte esencial para tu ser es mantenerte activo, inventar e innovar, es algo que no te resulta complicado. El reto está en saber que el futuro depende mucho del presente, de lo que haces hoy. Aprendes que acelerar las cosas a veces resulta un error del que siempre obtienes una gran lección.

De los 52 años en adelante – El Alma Fugaz

Las corazonadas son tu guía, sabes detectar a la perfección los susurros de tu intuición. Esto es lo que te hace genial. El paso del tiempo y la llegada de un futuro que esperas todos los días, te sitúan en una posición adelantada del resto. Es como si tu mente te abandonara para viajar a otros mundos y luego regresara a tu cuerpo para plasmar lo aprendido. El resultado, es la creación de grandes inventos y de un mundo fuera de esta realidad. Parar nunca es una opción, disfrútalo.

 

Piscis:

De los 0 a los 27 años – Aceptación

Durante esta etapa, aprendes una lección de vida que resulta fundamental no sólo para tu signo, sino para el resto también, que es la capacidad de abstracción. Aunque suena muy fácil decirlo, tener la capacidad para que nada te distraiga de tu meta no resulta sencillo. Sabes perfectamente bien, que un elogio o un comentario de desaprobación, son el pan de todos los días y no hay necesidad de darle mucha importancia.

De los 27 a los 52 años – El Pez Escurridizo

Esta faceta esta marcada por una inactividad excesiva; el no hacer caso de las palabras de los demás sean positivas o no, te han llevado a quedarte inmovil por un momento. Disfrutas el estar, sabes dónde vas, pero tal pareciera que no hay un momento adecuado para accionar. Es importante trabajar en tu autoestima; pues en el fondo la divinidad está de tu lado, sólo hace falta que decidas descubrirlo.

De los 52 años en adelante – Llueve Sobre Mojado

La apatía y la inomovilidad son producto de una profunda lluvia de ideas dentro de ti; hay miles de caminos y te resulta complicado escoger uno, el mejor. Es como si en tu alma hubiera una lluvia de colores y te obligaran a escoger solamente uno. No importa por cual te decidas, siempre y cuando estés plenamente consciente de que es el mejor y el más adecuado para ti; porque nadie en este mundo hubiera escogido el mismo color, ahí radica tu belleza.

Si quieres una Lectura de Tarot personalizada o tu Carta Astrológica, comunícate al 0445528008940 o envíanos un correo a: asitentekala@gmail.com

Estamos en redes sociales, si te gusta dale Like

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Kala © 2016, All rights reserved